Sin categorizar

Lucía de Miguel: no existen dos mujeres iguales

By 18 junio, 2019 No Comments
Esta semana entrevistamos a Lucía de Miguel en su atelier de la Calle Francisco Silvela de Madrid. Una oportunidad única que nos abre las puertas a un mundo de novias con mucha personalidad donde cada una es diferente a la anterior.

Lucía de Miguel, en su atelier de Madrid.

Lucía De Miguel Design nace de una idea diferente. Una idea que traslada el concepto de novia más allá. Sus novias son sencillas y elegantes. Menos es más. Una novia independiente y enamorada. No necesita ornamentaciones, su personalidad es su mejor vestido. Buscando la virtud y no el defecto, la novia busca a Lucía para encontrar el vestido que se adapta a su fuerza y confianza.

Aportan calidad, diseño y cariño al día más especial, resaltando lo que de verdad importa en esa fecha, la novia.

Fotografía: Alex de la Torre

¿Quién es Lucía de Miguel? Cuéntanos un poco sobre ti.

Lucía de Miguel, a día de hoy, no es solo una persona, ni una marca, es un equipo, una familia casi. Pero hablando como Lucía solamente, es decir, como yo misma, soy una mujer de 28 años, apasionada, ambiciosa, enérgica, un poco cabezota e independiente. Estudié Diseño de Moda en ESNE, aquí en Madrid, y poco a poco fui labrándome el camino en el que me encuentro ahora. Me gusta la moda, y en concreto me encanta el sector novias, es mi trabajo, y es mi pasión, pero me interesan muchas cosas más: los animales, el deporte, el medio ambiente, la nutrición, viajar… Soy muy inquieta, siempre estoy pensando en “lo siguiente”, no me gusta estar parada.

¿A qué te dedicabas antes de crear Lucía de Miguel Design?

Fundé la marca con 22 años, en el año 2014, por lo que antes de empezar con el atelier, estaba estudiando. Fue el año que me gradué, en verano terminé mis estudios y en otoño ya estaba metida en harina empezando la aventura que sigo viviendo ahora.

Fotografía: Sara Frost. 

¿De dónde viene esta pasión por el mundo de la moda, y más concretamente de las novias?

Contaré una anécdota que siempre me recuerdan mis amigas Del primer día de clase en la universidad. cada alumna tenía que hacer una pequeña presentación sobre sí misma, y yo, con mucha soltura, me senté encima de una mesa y empecé a contar que me encantaba el diseño, poseer el poder de crear lo que fuera de la nada. Cuando todo empieza con una idea en la mente que atrapas y haces tuya. Después de hacer bocetos en una hoja en blanco, todo va tomando forma. En ese momento, no sabía a qué me iba  a dedicar y así lo indiqué. “Me gusta diseñar, podría dedicarme a cualquier cosa de diseño. Podría diseñar ropa interior. Incluso podría diseñar toda mi vida braguitas de Oysho”. Mis amigas  se quedaron con eso, la de las braguitas de Oysho. Por supuesto, esto lo dije con 19 años, ahora ya han pasado casi diez. La pasión por la moda es la misma, pero he evolucionado. Apuesto por el slow fashion, por la calidad, por la durabilidad de una prenda, por el reciclaje (de braguitas no, lo siento), por el diseño puro, y por el trato especializado hacia mis clientas. Y mis clientas, las novias, me dan satisfacciones y alegrías todos los días, es un mercado que hay que vivir y entender.  No me arrepiento de haber escogido este sector. No había ni un vestido de novia que yo hubiera elegido para mi boda, y sentí la necesidad de investigar un poco más, y ¡aquí me quedé!.

¿Cómo y dónde te formaste?

Como he mencionado antes, estudié en ESNE. Previamente había cursado un año de Comunicación Audiovisual, pero no era para mí. ESNE ha crecido y se ha desarrollado mucho desde que yo empecé, pero allí tuve la suerte de contar con profesores estupendos, y allí es donde encontré a algunas de mis mejores amigas. Estudié el Grado en Diseño de Moda, que duró cuatro años. Después de graduarme decidí hacer un máster, fundar mi propia marca. Llevo cursando este máster en Diseño, Finanzas, Administración, Recursos Humanos, Relaciones Laborales, Derecho, Marketing, Publicidad, e incluso Psicología los últimos cinco años de mi vida, y de momento, me quedan muchos más.

Fotografías: Doncel y Albcoba

¿En qué momento tu pasión por la moda se convierte en una realidad, y decides montar tu propio atelier?

El trabajo de fin de grado de mi carrera consistía en crear una hipotética empresa de moda analizando e investigando todas las variables posibles, inversión, plan y modelo de negocio.  Yo decidí crear una marca de vestidos de novia a precios asequibles que se alejaran de la idea convencional de la novia tradicional. A mí me encantaban las bodas, pero no encontraba ningún vestido que se adecuara a mi estilo, o a lo que yo hubiera llevado en mi boda. Es por ello que decidí seguir este camino, ya que si yo me encontraba en esa situación de “no me gusta nada para mi supuesta boda”, suponía que a muchas otras chicas les pasaría lo mismo. Una vez que ya me gradué, me gustó tanto la idea, que seguí con ella hasta el final.

¿Quién forma Lucía de Miguel Design? ¿Dispones de equipo?

Lucía de Miguel empezó como una empresa formada por una persona, yo. Al poco tiempo, se sumó a la aventura una persona fundamental en mi vida, Guadalupe, a quien yo llamo mamá. Me apoyó en todo el camino, con todos los contratiempos y crisis existenciales que se tienen a los veintipocos, y sigue conmigo cada día, en las alegrías, y en las crisis (que por lo visto, se siguen teniendo a los veintimuchos también). Después, se sumo al equipo Paula  que nos echaba una mano con la comunicación de la marca. Paula ha sido una pieza clave en el equipo, gracias a su ayuda, crecimos en redes y tuvimos mucha repercusión, y además, es una gran amiga. Ahora ya no trabaja con nosotras porque ella ha seguido creciendo por otro lado, pero sigue siendo parte de la familia. Después tuvimos otra incorporación, Paula (un poco lío cuando coincidieron las Paulas, ya que entre Pau, Paula, Pauli…) . Ella estudió en ESNE conmigo, y en algún punto nuestros caminos laborales se juntaron, luego se separaron, y hace casi dos años se volvieron a juntar. Ella no solo trabaja en el equipo, sino que también es mi amiga. Ella diseña conmigo, está en las pruebas, atiende a la novias, y organizamos el trabajo en el taller juntas. Finalmente, Pepi, Lia y Zoia. Las manos que hacen posible que esto funcione. Las modistas que aguantan nuestras excentricidades de diseñadoras un poco locas en ocasiones, pero a las que queremos, cuidamos y respetamos. Sin ellas, el barco se hunde. Y este es el equipo, una familia de mujeres trabajadoras, luchadoras, independiente que se lo pasan pipa juntas.

.

Fotografías: Doncel y Alcoba

¿Qué tipo de servicios ofreces? ¿haces también vestidos de invitadas o madrinas?

Nosotras estamos especializadas en vestidos de novia e invitada a medida. Es un proceso de acompañamiento de la novia durante meses hasta el día de su boda. Nos gusta dar una atención personalizada a cada clienta y hacer todo lo posible para que se sienta cómoda, segura, guapa y estupenda. Nuestro objetivo es hacer vestidos con los que la clienta se vea lo espectacular que es ella. Pero es ella la que lleva al vestido, y no al revés. Seguimos el mismo proceso con las invitadas, madres  de novias y madrinas. Por otro lado, disponemos de una colección de vestidos de novia ya confeccionados, que simplifican el proceso de diseño y confección, sobre los que se pueden hacer modificaciones siguiendo nuestra línea creativa. Además, contamos con nuestra propia línea de tocados (@tocadosdemi), donde Guadalupe elabora preciosos tocados hechos a mano con mucho cariño. Por último, las novias pueden también disponer de zapatos personalizados, velos, enaguas y bodies. Ofrecemos todos los servicios posibles para que la novia se centre en lo importante: disfrutar de su día, y cero agobios.

Por último, hemos incorporado recientemente la colección prêt-á-porter de la marca Chiribita (@chiribitaoficial), para dar otra opción a nuestras clientas. Compartimos muchos valores con esta marca y con la diseñadora de la misma, con quien además compartimos amistad.

Fotografías: 1. Alex de la Torre. 2. Chiribita. 3. Beandco_Events 

¿Quién fue tu primera novia?

Mi primera novia se llama Ana. Se puso totalmente en mis manos, y confió en mi criterio como diseñadora. Se dejó asesorar, las pruebas fueron genial, todo salió estupendamente. Ha sido un placer poder empezar nuestra historia con ella.

¿Tu novia favorita?

¡Eso es imposible! Todas lo son. Todas son únicas, no puedo quedarme con ninguna. Es cierto que yo personalmente no llevaría todos los vestidos que hemos hecho, pero el objetivo no es lo que yo llevaría si no saber captar la esencia de cada una y hacer el vestido ideal para ellas,  aunque en ocasiones ellas no supieran al principio cual era. La lista de novias es muy larga, pero no podría escoger a ninguna antes que a otra. Me quedo con todas.

¿Qué mujer puede vestir un Lucía de Miguel?

Cualquier mujer. Todas las mujeres que quieran sentirse ellas mismas, de cualquier edad (teniendo en cuenta que no hacemos moda infantil). Mujeres que no quieran ir disfrazadas. Mujeres luchadoras e independientes, que aprecien la artesanía de un vestido hecho a mano, y que quieran algo exclusivo, de calidad, a un precio razonable y con un servicio personalizado.

Fotografías: 1. JFK Imagen Social     2.  JFK Imagen Social    3.  Elisabeth 

¿Cuál es el mayor reto que has tenido desde que empezaste?

El mayor reto ha sido emprender siendo mujer joven de 22 años y en España. Ninguna ayuda, aunque parezca que sí. No te toman en serio, y en ocasiones se pueden vivir situaciones incómodas por el mero hecho de ser una mujer. No me arrepiento de haber emprendido, pero no ha sido un panorama alentador ni fácil.

¿Quién te encantaría que eligiese tu atelier para su boda?

Emma Watson. Una mujer súper estilosa, inteligente, culta, luchadora, reivindicativa, interesante. Lo tiene todo.

¿Qué hay que hacer para destacar como diseñadora en un mundo lleno de competencia? ¿Qué te diferencia del resto?

El mercado ha crecido mucho los últimos años. Hay mucha oferta, y algunos años hay más demanda que otros, pero se nota el crecimiento de diseñadores en el sector. Se puede destacar por el diseño, por el estilo, o por el trato de manera positiva o negativa. Nosotras podemos decir que nos diferencia el estilo reconocible de la marca, y ante todo, el trato a la clienta. Somos una familia, y ellas forman parte de la familia también.

¿Qué es lo mejor que te ha dado el atelier?

Seguridad en mí misma y en mi trabajo. El agradecimiento y cariño que recibo de mis clientas a cambio de mi trabajo no tiene precio.

Fotografías: Doncel y Alcoba

Ahora entrando un poco más en el terreno personal:

¿Cuál es tu ciudad favorita y por qué?

Trabajo en la ciudad, por lo que mi sitio favorito es cualquier ciudad que tenga montaña. Aire fresco, paz, espacio para hacer deporte y meditar con mi compañera de montaña, mi perrita Lola.

¿Tu canción o banda sonora favorita?

¡Queen! Y más recientemente, soy bastante fan de Rosalía.

¿Tu peli favorita?

El libro de la selva (de dibujos, sí)

¿Dónde veraneas?

En Punta Umbría, Huelva.

¿Tu diseñador@ de moda favorita?

Josep Font

¿Quién es tu referente de estilo? ¿Alguna Blogger/influencer que sigas porque te flipe su estilo?

Kate Moss, Sarah Jessica Parker, Miranda Makaroff (a nivel artístico, más que estilístico).

 

Fotografías: Doncel y Alcoba

Y por último:

¿Algún proyecto a corto/ medio plazo que puedas contarnos?

Actualmente estoy muy emocionada porque voy a llevar a cabo un proyecto de desarrollo personal este verano. Voy a pasar el mes de agosto en Zambia, con la ONG UBUKA haciendo un voluntariado. De momento,  esto es lo que tengo en marcha junto con todas las novias de 2019 y 2020. Es posible que a partir de septiembre traigamos algunas novedades, ¡pero eso será más adelante!.

Fotografía: Sara Frost. 

LUCÍA DE MIGUEL DESIGN

Calle Francisco Silvela 7
Escalera 1, Bajo B
28028, Madrid
Metro Manuel Becerra

(+34) 653 666 256
(+34) 911 48 70 79

info@luciademigueldesign.com
comunicacion@luciademigueldesign.com

Leave a Reply